Centro de estética Sevilla

CRIOLIPOLISIS

¿En qué consiste la Criolipólisis?

La Criolipólisis es una tecnología que permite la reducción del tejido graso de manera selectiva y no invasiva.

Es un método revolucionario y no invasivo que cumple con los requisitos de aquellos clientes que quieren eliminar definitivamente la grasa localizada del abdomen, brazos, muslos, caderas, flancos, rodillas y gemelos.

Esta tecnología se basa en que la eliminación de grasa corporal mediante la aplicación de frío. Las células grasas (adipocitos) que se encuentran en el tejido subcutáneo (debajo de la dermis) son ricas en ácidos grasos saturados, esta peculiaridad las vuelve especialmente sensibles al frío y se cristalizan a una temperatura superior al resto de las células, lo que permite la degradación natural de los adipocitos sin dañar los tejidos colindantes.

Criolipolisis

¿A quién va dirigida la Criolipólisis?

Está indicada para aquellas personas que quieran reducir la grasa localizada que no se es capaz de eliminar a pesar de realizar habitualmente una actividad física y de llevar una dieta sana y equilibrada.

Este tratamiento también puede combinarse con otras tecnologías y así multiplicar los beneficios para sentirse mejor tanto por fuera como por dentro.

Preguntas frecuentes sobre la Criolipólisis

En Phi Belleza Natural realizamos tratamientos de Criolipólisis en Sevilla. Este tratamiento está indicado para personas que quieran reducir la grasa localizada y puede combinarse con otras terapias o tecnologías.

La duración habitual es aproximadamente de 30 a 60 minutos por sesión. En unas dos semanas pueden verse los primeros resultados. Los resultados más notables llegaran entre uno y tres meses después del tratamiento.

Cada zona, dependiendo del grosor de la capa de grasa, puede necesitar de una a tres sesiones. Estas deben tratarse con una separación de al menos 6 semanas entre ellas.

La Criolipólisis no produce dolor en los pacientes ya que es una técnica no invasiva e indolora que no requiere de anestesia. Sí puede llegar a sentir un frío intenso en la zona dónde se aplica el tratamiento, que va disminuyendo después de unos 10 minutos cuando se insensibiliza la zona. 

Después de una sesión el paciente puede realizar una vida totalmente normal. 

La Criolipólisis es un tratamiento totalmente seguro. Hablamos de una técnica no invasiva y una técnica de reducción de grasa localizada más segura que algunos procedimientos tradicionales como la liposucción.

Este procedimiento puede presentar algunos efectos secundarios menores y solamente localizados en el área tratada como hormigueos, rojeces, entumecimiento o pérdida de sensibilidad que desaparecen tiempo después.